Sobrepeso y Obesidad Infantil

Compartir


Objetivo: abordar el sobrepeso y obesidad infantil desde una perspectiva interdisciplinaria.

Fundamentación: el aumento del sobrepeso y la obesidad infantil a nivel nacional y mundial (OMS, Ministerio de Salud de la Nación) ha llevado a la toma de consciencia de esta problemática por autoridades y profesionales de diversas disciplinas así como a su divulgación en las TICs. Entendemos sumamente relevante considerar que tratándose de la prevención y del tratamiento de esta problemática en niños se justifica contemplar su salud de modo integral –psiquica, física y social-, para lo cual se requiere de un marco de trabajo interdisciplinario orientado hacia la familia del niño, respetuoso de la dimensión física –a corto y largo plazo- así como de los tiempos e inquietudes del niño. Y donde se creen condiciones que lleven al niño a la toma de consciencia de su cuerpo y de su alimentación de manera propia y creativa, sostenido por adultos –padres orientados por el equipo de salud-. Es decir que para lograr “cambios de hábitos” entendemos insoslayable, lo que a veces se pasa por alto, la creación de condiciones favorables a ello –confianza en el equipo profesional, trabajo de la familia del niño con el equipo y proceso de cambio en el niño que se aleja de un aprendizaje planteado para todos, de manera unívoca y lineal. Este enfoque prioriza el escuchar al niño para orientarlo, así se aleja entonces de la indicación de dietas restrictivas para él, en la medida en que, por nuestra experiencia clínica, pudieran ocasionar iateogenia, futuras obesidades o trastornos alimentarios. Asimismo, favorece el trabajo del equipo de salud con padres o grupo familiar, evitando así que estos se ubiquen en el lugar de controlar o habilitar alimentos y maneras de alimentación o de realizar ejercicios físicos sin la orientación o acuerdo o criterio del equipo profesional.

Metodología: Admisión del niño y su familia por parte de las directoras de la institución. Diagnóstico situacional. Se realizarán las Derivaciones a profesionales que se consideren convenientes o necesarias –psicólogos, nutricionistas, eventualmente endocrinólogos o pediatras. Trabajo con el pediatra del niño. En función del diagnóstico y las derivaciones pertinentes se decidirá el plan de tratamiento interdisciplinario que se ajuste al caso o bien se decidirá apertura de espacio de orientación-prevención a la familia y al niño.

Conclusión: Esta manera de abordar el sobrepeso y la obesidad infantil apunta al respeto de la subjetividad del niño y de cuidado de su salud de manera integral, evitando así dejarlo en un lugar de objeto de indicaciones unívocas y lineales, lugar de pasividad. El desafió reside en brindarle contención para que pueda reestablecer  o establecer, por primera vez una relación saludable con su cuerpo y su alimentación.

error: Content is protected !!