octubre 3, 2015

Objetivos

Compartir
  • Ofrecer un tratamiento “innovador” como alternativa a la clásica internación, alternando el tratamiento de su patología con atención domiciliaria, manteniendo las redes sociales y familiares del paciente. Es también una alternativa a los impasses que acorralan aún hoy en día a los sujetos “adictos” y/o “psiquiátricos”.
  • Procurar un tratamiento global e individualizado, fundado en el abordaje interdisciplinario en el seno de un equipo comunitario.
  • Romper el círculo de las re-internaciones y de la cronicidad en los jóvenes-adultos.
  • Promover la capacidad de residencia del sujeto en su grupo familiar y en la comunidad, procurando la toma de conciencia de factores de riesgo y de protección, disminuyendo los primeros y estimulando los segundos.
  • Ofrecer una estructura extra-hospitalaria, un tratamiento continuo tanto en períodos de crisis y descompensación como durante el tiempo de reestructuración psíquica y de abstinencia.
  • Evitar las internaciones, utilizando la residencia habitual durante las crisis con intervenciones frecuentes sobre el medio comunitario del sujeto.
  • Procurarle al paciente los medios para descubrir sus dificultades, a fin de poder manejar mejor sus períodos de crisis, y enseñarle a desarrollar sus capacidades creadoras, posibilitándole contar con herramientas más saludables para restablecer vínculos sociales, en contraposición con el lazo absorbente y unidireccional que representa el vínculo con una sustancia.
  • Favorecer el trabajo de rearticulación social, apuntando a un modo de vida satisfactorio para el paciente en coexistencia con los demás.
  • Evitar las internaciones por desintoxicación, producto de recaídas, acompañando al paciente en aquellas situaciones disparadoras de actuaciones que lo llevarían al circuito del consumo.
error: Content is protected !!